Info-Mobility
Sumario :  Introducción
Las evoluciones de los comportamientos implican nuevas necesidades de análisis
1995 - 2005 Una progresión constante de la telefonía móvil
Del Método de Flujos a Info-Mobility
El Método Info-Mobility
Info-Mobility resultados generados
Otros sectores de actividades
Génesis del dispositivo Info-Mobility
Las evoluciones de los comportamientos implican nuevas necesidades de análisis

Del “turista” al “consumidor del sitio”

En unos años, nuestros comportamientos de desplazamiento y estancias se han modificado en gran medida e incluso han aparecido algunos nuevos. Las nociones de hoy en día que ponen en oposición a residentes permanentes y visitantes son delicadas de utilizar en ciertos casos y generan crecientes incertidumbres en los métodos actuales de evaluación. Así pues, hemos considerado importante definir, en una primera etapa, las categorías de personas presentes en un lugar, no en función de una clasificación administrativa, como siempre se ha hecho, sino en función de un comportamiento real.

Citemos por ejemplo a los doble residentes. El fenómeno de doble residencia se ha desarrollado especialmente estos últimos años, debido en particular al dinamismo económico de las personas de edad avanzada. Ahora bien, estos turistas de larga duración (varios meses por año), que se confunden durante un tiempo con la población local, ¿deben seguir llamándose turistas, mientras que el tipo de consumo que van a realizar es idéntico al de un residente permanente?

Lo mismo ocurre con los estudiantes y las personas que residen varios días por semana en un lugar, por exigencias de su trabajo, y otros días en su residencia familiar real. ¿Dónde deben contabilizarse como residentes permanentes y dónde en tanto que turistas?

Así pues, hablaremos de una nueva noción de “habitual” de un lugar que podría oponerse realmente a la de visitante que, por definición, es ocasional. Evidentemente, una persona puede ser un habitual de varios lugares. La evolución de la movilidad ha hecho que, para un número cada vez mayor de personas, la noción de residente sólo sea administrativa mientras que, en realidad, son “habituales” de varios lugares.

Por otra parte, en la búsqueda de una nueva metodología, también hemos querido tener en cuenta la globalidad de la actividad de un lugar. Así es como la noción de análisis de la presencia o de la ausencia de la población habitual de un lugar se convierte en una noción tan importante como la que trata sobre los visitantes. No lo olvidemos, los habituales presentes también consumen actividades, ocio, etc.

Todas estas categorías de personas presentes en un sitio en un instante t, ya estén en tránsito, sean habituales presentes, o visitantes, se convierten en usuarios, es decir en “consumidores del lugar”.

Responder a nuevas necesidades de análisis

Actualmente, las colectividades locales encargadas del turismo, así como los profesionales de este sector expresan la necesidad de una herramienta que les permita disponer de informaciones sobre la frecuentación de un sitio en tiempo real. Para ellos se trata de poder ser más reactivos al mercado.

Ahora bien, las estadísticas fiables realizadas actualmente no pueden estar disponibles de forma inmediata. Los datos brutos requieren tiempos de recogida, tratamiento y validación relativamente largos. Si bien estas informaciones son útiles para la gestión a largo plazo de los sitios y la implantación de política de marketing, su producción diferida no responde a las necesidades de gestión a corto plazo. Sólo los resultados disponibles en tiempo real o en ligeramente diferido podrán dar a los gestores de los sitios una ventaja fundamental para optimizar la organización, la gestión y la promoción de su producto.

Además, estas estadísticas ser refieren a los grandes movimientos de viajeros y las estancias de al menos una noche, pero pueden tener en cuenta difícilmente al visitante de un día, salvo en sitios muy particulares. Ahora bien, el visitante de un día ya es un dato importante de la realidad turística que hay que poder comprender. También era necesario prever una herramienta de información que pudiera adaptarse a todo tipo de territorio, desde el lugar de montaña hasta el territorio urbano, desde la playa hasta la región, pasando por todas las entidades territoriales posibles.

Último factor que hay que tener en cuenta para imaginar una nueva metodología: la necesidad de poder agregar los resultados de cada lugar para obtener una información a escalas territoriales cada vez más amplias.

Todas estas reflexiones nos han llevado a buscar un indicador que pueda tener en cuenta a la vez estas nuevas nociones, ser representativo de una variación de población presente en un territorio, estar digitalizado, adaptarse a cualquier sector geográfico y que pueda proporcionar resultados en tiempo real.

Se ha impuesto rápidamente la utilización de los datos gestionados por los operadores de telefonía móvil, naturalmente representativos de la noción de población presente. El análisis de las bases de datos de telefonía móvil proporciona un nuevo indicador independiente, reactivo y fiable.











 

© Bureau d’Etudes F. Marchand 2006-2015